17 de noviembre de 2016

Graffiti tachado







Fotografía FM - Graffitis anónimos

Bella e interesante manera de recrear tapando lo previamente creado. Muchas veces lo caótico conforma cierta coherencia. Es la naturaleza del arte.
Las intenciones destructoras siempre generan nuevos espacios que resurgen dando aliento a la creatividad. Toda idea tachada con una cruz no hace sino resaltar la propia idea. La energía empleada en destruir la fuerza creadora no hace sino acrecentar las ganas de tachar lo tachado para crear un nuevo concepto. Da igual cómo lo taches, y si acaso logras destruirlo completamente, siempre habrá infinitas maneras de idear y recrear lo que tan perfectamente se ha ocultado.