22 de noviembre de 2015

Selfies - Autofotos

El punto de vista a tiro de brazo humano o brazo mecánico que veneramos como compañero imprescindible de viaje, testigo de nuestras andanzas y dando fe, a modo de notario, de nuestro narcisismo desparramado alrededor de cualquier monumento, paisaje u obra de arte, con el único objetivo de compartir con los demás un instante, del que la excesiva abstracción a la hora de realizar la autofoto les ha llevado incluso a la muerte, se impone en las redes sociales como única expresión de nuestra existencia fotográfica. 

En todas las fotografías que os presento, he estado a escasos centímetros de los fotografiados y apenas han percibido mi presencia. Me llama la atención aquellas personas que siendo atrapados por el selfie del que están siendo víctimas, se percatan de mi cámara ofreciéndome su mirada. Soy un ladrón de selfies, un acaparador de las mejores caras de quienes públicamente se autofotografían para sacar su más bella expresión. No hay privacidad cuando el narcisismo se prostituye. 

Curioso fenómeno el de la autofoto! Que lo disfrutéis.














































Fotografías FM