28 de julio de 2014

¡No insistas, no!





Uno de mis primeros videos, bastante rudimentario, pero que me viene al pelo para mostrar mi más absoluto rechazo a la corrupción. Con ganas me quedo de desarrollar mis pequeños músculos para machacar a tanta gentuza con tanta cuenta en Suiza y en paraísos fiscales. Impotencia es lo que siento y una total falta de credibilidad en el estado de derecho que es quien nos debe amparar y proteger de los corruptos. 
Si quienes elaboran las leyes son los primeros que las quebrantan... ¡mal vamos!. No a los acuerdos económicos para eludir la justicia. Mano dura, sí mano dura. ¡Quien me iba a decir a mí que fuera a decir esto! Es lo que hay, unas ganas tremendas de machacar, sí señor, de machacar y dar golpes.