11 de junio de 2014

El Maestro de todos.

Fotografía FM


Otro instante para ver que sigues empeñado en enseñarnos  un mundo mejor. Y en contra, la rebeldía de los hombres necios que se ofuscan  como rémoras insultantes. Aplastar la bombonera de bombones ya comidos que mi deseo se oculta intolerante al dulzor de odio contenido es lo que deseo. Avanzar con todos, por fin reconocer que el camino se hace bello sintiendo que el esfuerzo siempre merece la pena por un mundo mejor. Y que aprendemos, que aprendemos para olvidar, para saber que somos y seremos los responsables de nuestro aprendizaje. Gracias, Maestro.