25 de marzo de 2014

Dar la vuelta

Fotografía FM

Muchas veces, para dar un sentido a lo que vemos
sólo hay que darle la vuelta a lo que se nos presenta;
así encontramos una explicación que nos calma.


Otras muchas veces, cuando observo que no tiene sentido lo que acontece
me veo en la obligación de darle la vuelta una y otra vez
para ir en busca de nuevas perspectivas,
anhelando un nuevo punto de vista para soportar lo que sucede.

Así salgo de la rutina y me divierto.

19 de marzo de 2014

La mendiga

Fotografía FM

El ángel ausente recauda en el umbral de la puerta
el gesto oculto de mi voluntad perdida.
Gesto tras gesto acumula el sustento
de un mañana que fue ayer y siempre,
y aguarda, junto a sus alas,
la desconfianza de un nuevo instante
que haga posible el deseo de volar lejos de allí.
Y yo atrapo su ilusión, llevándola conmigo.


2 de marzo de 2014

El vuelo de la mariquita.


Fotografía FM

Cada matiz
 una sensación
 nueva
 vital
 para mis adentros

 y emprender el vuelo
 hacia otro lugar
cuan coleóptero
 vestido de carnaval.

1 de marzo de 2014

Seis, eran seis.



Seis, eran seis las caras pintadas a ambos lados del Organo de la Iglesia de Nuestra Señora de los Angeles en Madrid, que nos recibían en uno de los ensayos que el Coro Nur realiza con motivo de su participación en el Festival de Arte Sacro que tendrá lugar en Madrid durante el mes de Marzo. Qué no habrán oído estos personajes para que algún pintor les dedicara semejante expresión haciendo honor al conciso encargo de vaya usted a saber qué clérigo y con qué intención.

Supongo que el pasar de oír cantar a los pajarillos del campo, el rumor de algún riachuelo, las hojas del árbol movidas por el viento o la flauta de algún pastor, a escuchar el grandioso sonido de un órgano que envuelve la Iglesia de potentes notas vapuleadas por el viento, les llevó a poner esa expresión de terror o de asombro al presenciar lo hasta ahora nunca oído. Pero de ahí a que a todos se les saliera la mandíbula superior de tal guisa que sus dientes fueran mostrados como expresión de asombro ante semejante espectáculo musical... no sé no sé... 
Seis, eran seis los pintados por algún pintor con una oscura intención. Seguiré investigando la razón de las pinturas de este retablo.