24 de septiembre de 2011

No a la pena de muerte

Fotografía FM 

Le preguntaron por última vez: ¿Se declara inocente o culpable?
El reo respondió: Inocente, Señoría, soy inocente.
Y al día siguiente le ejecutaron.

En ese mismo instante, no lejos de allí, la misma pregunta resonó en otra sala.
Le pregunto por última vez: ¿se declara inocente o culpable?
Después de otro instante sin tragar saliva, el reo respondió: Culpable, Señoría, soy culpable.
Y al día siguiente le ejecutaron.

Ante la duda "No a la pena de muerte". Ante la certidumbre "No a la pena de muerte".

FM.

"Debemos servir a la justicia porque nuestra condición es injusta, contribuir a la felicidad y a la alegría porque este universo es desdichado. Por lo mismo, no debemos condenar a muerte puesto que nosotros mismos estamos condenados a muerte". Albert Camus.