15 de septiembre de 2010

Roaddown en Concierto



La vida sin la música sería un error... dicen por ahí.

8 de septiembre de 2010

Grupo "Roaddown" - Concierto

Fotografía y video FM


El espectador

Los hechos suceden. La vida amarga, cruel y dichosa se desarrolla en el tiempo con perfecta armonía. Cada músico acepta la melodía que se le encomienda dirigido por la magnanimidad de la batuta. La cosa va en serio. Cada músico recibe el sueldo de su propia vida; algunos quizás más. No saben por qué deben tocar la novena sinfonía del gran compositor mundialmente reconocido "Ser", debido al escaso público asistente al Palacio Mundial de Exposiciones Vitales. Sin embargo, aman tanto la música, aman tanto la vida que continúan interpretando. Es lo único que saben hacer: tocar.

Hay alguien de la orquesta que está cansado de interpretar siempre la misma melodía e incluso de ser músico. No obstante, es imprescindible porque el funcionamiento de todo depende de todos. Si por él fuera lo dejaría. El Director no se lo permitiría; los demás músicos se lo reprocharían. Entonces siguen tocando e interpretando sin más cuestiones y sólo les queda deleitarse en la concreta limitación de los tres movimientos que integran la sinfonía.

En un instante, aparece en la sala de audición un espectador con capa y bastón en mano. Titubea y decide sentarse en la tercera butaca de la décima fila cercana al pasillo central. Las notas surgen con un nuevo y sutil significado. Nadie sabe porqué, únicamente adquieren sentido.


Dedicado al Grupo Roaddown - Ganador del XIII Festival Pop Rock de Rivas Vaciamadrid.
Gracias por vuestra actuación.

16 de agosto de 2010

ESPACIO ENTER. Diplomáticos

Quiero decirte una cosa Pedro:
Te admiro. Ha sido toda una sorpresa encontrarte arriba de un escenario con esta música. Me encanta tu sensibilidad.
Un abrazo.

29 de junio de 2010

No insistas, no

Para todos aquellos densos que no saben respetar a los demás.

26 de junio de 2010

Elis Regina, sí.

Sí, Elis Regina.
Mi musa durante largos años. Gracias a su voz recibí aliento para mascar un poco más la vida. Gracias, Elis.

YouTube - Canal de FactoriaImaginaria: "- Enviado mediante la barra Google"

9 de junio de 2010

Gracias, Andre J. Simon


Andre J. Simon y FM

Quiero hacer público mi agradecimiento al taxista Andre J. Simon, de la ciudad de Chicago (Illinois) , quien tuvo la honorabilidad de hacerme llegar mi cartera, que dejé olvidada en el asiento trasero de su taxi, con toda la documentación, tarjetas de crédito y dinero en efectivo (250 $) integros.

El día 15 de Mayo de 2010 cogimos un taxi desde un hotel de Chicago en dirección al Instituto Tecnológico de Illinois, para asistir a la graduación de nuestro hijo como Ingeniero de Telecomunicaciones. Al salir del taxi me di cuenta que había dejado olvidada mi cartera, pero ya era demasiado tarde para llamar la atención del taxista.

Tras asimilar el disgusto, a la hora y media del suceso, la organizadora del evento de graduación ,subida en el escenario, me nombra por megafonía y veo que con gracia mueve su mano sujetando la cartera, informándome de que un taxista la había traído manifestando que era de un cliente que había dejado por la mañana en el recinto donde tenía lugar la graduación. No daba crédito de lo que estaba pasando y tras mi asombro y estupefacción le di las gracias. Durante tres días estuve buscando al taxista por todas partes con la esperanza de encontrarle, pero era imposible porque ni había dejado sus datos ni yo sabía la compañía de taxis a la que pertenecía.

Fue el último día de mi estancia en Chicago, paseando por la Avenida de Michigan, cuando observo que para un taxi y que baja una persona en dirección a mí con una gran sonrisa en sus labios. Era Andre J. Simon. Sin decir palabra me fundí en un abrazo con él mostrándole todo mi agradecimiento. Me contó que una "Lady india" le hizo entrega de la cartera que recogió del asiento trasero del taxi. Al identificarme, recordó que nos había llevado al Instituto Tecnológico de Illinos e inmediatamente retornó hasta el recinto universitario entregando la cartera a la responsable del evento. Su preocupación era que si me había llegado "integra".

La casualidad y el destino me brindaron la oportunidad excepcional de decirle que era un buen hombre, que era un excelente profesional y que gracias a él pasamos el día mucho más felices de lo que esperábamos.

Por una vez, sólo por una vez la realidad superaba al mejor guión de ficción de Hollywood. No por una, ni dos, ni tres personas que aunaron sus voluntades para restablecer lo que había perdido, sino por toda la gente de Chicago que nos ha mostrado en todo momento su gran educación , su máximo respeto, su dignidad y una ciudadanía encomiable. Gracias a todos.

1 de abril de 2010

Cloud Gate - Chicago





Fotografía: FM


Paseando por Millennium Park de Chicago nos encontramos con una escultura de Anish Kapoor, la "Cloud Gate" (Puerta de la Nube). Esto sí que es interacción. En su piel pulida de acero inoxidable se refleja todo lo que acontece... y sin embargo, no dejas de observarla hasta que, no sabes cómo ni cuando, consigue atraparte en su interior. Una escultura bella de la que puedes disfrutar siempre.

27 de marzo de 2010

Chicago - Illinois



Fotografía : Blanca Casado & Félix Melendo

Hay un lugar al que regresaré para mezclarme entre sus gentes, atravesar su luz, el viento, su frío, oír el cálido blues de sus ancianos, acariciar su enorme lago, oler el vede de sus árboles y saberme observado y tratado por los demás con todo el respeto que merecemos; un lugar en donde sus calles y edificios te acarician lentamente, sin ruidos, invitando a ser, a compartir siquiera un sólo instante contigo.

Y más tarde, cuando tú te marches, quedará en el olvido, en ese olvido que disfrutarán los que permanezcan allí... esperando a que otros regresen.
Con todo nuestro cariño a DMC

6 de marzo de 2010

Violencias







Fotografías y texto FM

Si un hombre mata a una mujer los medios de comunicación hablan de "violencia machista".
Si una mujer mata a un hombre los medios de comunicación hablan de "violencia doméstica", "violencia de género", "violencia sexista". Tema este ya muy manido por los medios de comunicación y que aún hoy perdura en su confusión, sin olvidar, claro está, que por desgracia es un tema que sigue sucediendo con demasiada frecuencia.

¿Quienes son los que han acuñado semejantes términos tan discriminatorios?
¿La utilización de uno u otro termino responde a qué tipo de intereses, a cual tipo de mensaje programado, a qué intención de concienciación social? El homicidio, el asesinato, la violencia son ejercidas por las personas: niños, jóvenes, ancianos, mujeres, hombres, independientemente del sexo que desempeñen. Por otra parte, se podría hablar de "violencia circulatoria" "violencia deportiva" "violencia sexual" "violencia de guerra" "violencia ideológica" "violencia de la estupidez" "violencia del ruido" "violencia de mirar a otra parte, de agachar la cabeza", pero eso es harina de otro costal.



Uno, que procura ser un "ser animado lo más racional posible" y que por razones que no vienen a cuento siempre ha apoyado a las mujeres en todas sus reivindicaciones, a la vez que se ha enfrentado a cualquier
actitud de prepotencia por parte de los varones respecto de las mujeres, se siente afectado por la denominación del término "machista" utilizado para todo lo malo que sale del hombre y que inexorablemente se asocia de manera peyorativa a cualquier concepción de la persona de sexo masculino. De esta forma se incrimina al hombre varón por el hecho de ser hombre varón y no mujer. Sabemos que la mujer de hoy día tiene suficiente autonomía, apoyo social, educación, conocimientos y voluntad como para no aguantar a ningún torturador, cabrón, enfermo mental, chulo o prepotente que le haga la vida imposible. En eso estamos todos, en el ejercicio de nuestros derechos y voluntades.

Pero yo como hombre, del sexo masculino, varón, macho que no machista, cada vez soporto menos la utilización de la expresión "violencia machista"; sobre todo sin la resolución por parte de la Justicia de una sentencia que determine los hechos y circunstancias de cualquier violencia acontecida. Dejemos trabajar a la justicia y deseemos un mayor rigor en la información periodística, que falta nos hace como corren los tiempos.

18 de febrero de 2010

A nosotros mismos.


La envidia y la avaricia son el motor de muchos, sobre todo de los que ya poséen una inmensidad de cosas. Ante la carencia, lo deseable sería lo justo para subsistir, pero cuando se supera esta fase cualquiera desea iguarlarse al que más posee con el fin superarle; de ahí que su impulso no le haga disfrutar de lo que ya tiene. Y en estos tiempos que corren aún queremos más, más y más. ¿Quién nos ayudará a recuperar el sentido común? ¿Quién nos hará ver que conformarnos ayuda a estabilizarnos para aspirar más tarde a todo lo que imaginemos? ¿A quién corresponde el orden económico? No al estado, no al gobierno, por lo que siempre parece y llega a ser.

Y entretanto perdemos nuestro tiempo en esforzarnos para comprender los manuales de los ordenadores, las funciones de nuestros teléfonos móviles, las teclas del mando a distancia, las complicadas señales de tráfico de las autopistas, las condiciones marcianas de la letra pequeña de los contratos bancarios, los prospectos de nuestros mejores amigos los fármacos, los deleznables archivos "power point" que nuestros conocidos envían una y otra vez, las actitudes abyectas de todos cuantos nos rodean Perdemos el tiempo incluso para comprendernos a nosotros mismos.

Sin embargo hay que hacer algo. Somos cada uno de nosotros quienes podemos y debemos hacer algo por el bien de todos.

1 de enero de 2010

Los que ya no están.

Fotografía: FM

Como cada día y en este primer día del año 2010 pienso en mi querido amigo Rafael Navarro, que nos dejó en este mundo el 17 de diciembre de 2004, hace ya un sólo olvido. La última vez que lo vi fue en la mañana fría de un 1 de enero de ese mismo año cuando nuestras miradas comprendieron que nunca más se encontrarían. Se llevó su cigarro a la boca dando la vuelta por una esquina esquiva y yo cogía la misma en un sentido tan contrario como la vida misma.
Y en esta nueva década que se nos impone echo de menos también a Marisa Candelas Albiñana, Pedro San Martín, Ana Ciudad, Manuel Casado, amigos tan cercanos como lejanos están los que aún viven. Parece mentira cuánto nos dejan aquéllas personas que por uno u otro motivo nos abandonan año tras año y sin embargo qué poco sabemos de cuanto nos dejan. ¿Cómo sería su obra sin ellos? Parece como si nunca hubieran existido. Y sin embargo, yo les echo de menos... cada día.

Al poco tiempo tuve el siguiente sueño:

La imagen de Rafa Navarro se cruzó de cerca bajo un sombrero, su tez blanca y su mirada perdida de ojos negros. Tan lejano que mi corazón herido lo acogió como bálsamo para el sueño. Se mezcló con otros escenarios recurrentes por mi psique repleta de imágenes de hombres conocidos, campos rocosos y aventuras interminables, perdiéndose en ese gran vacío que supone el despertar.
Sólo cuando más tarde me crucé en el camino con las dos chicas chinas que puntualmente acuden a su cita diaria con el colegio, comprendí que la belleza está en los demás y no en los sueños que llevamos para siempre.

La pena... sí, la pena va muy dentro.
Mi dolor que no duele
mis lágrimas de vacío.
No sabía ni de su sufrimiento ni de su alegría,
ni de su vida ni presente.
Sólo de su ausencia,
de su distancia siempre fija,
de su vida lejos de la mía,
del olvido y del recuerdo.
Del amor que siempre llevo
de lo fatuo y del pasado.
Del futuro que es ahora
y del futuro que no es nada.
Su sonrisa en mi mente
y su piel entre mis manos.
De mi muerte ante sus ojos
y de mi herida entre mi pecho.
Del desamor enamorado
y del amor quebrado.
De su vida imaginada
y de mis pasos por la vida.
Después de tantos años
el tiempo cesa compañero del espacio.