31 de julio de 2009

Mi amiga Rosa escribe: Rabia

Fotografía: FM


Rabia que baja por la baranda
escondida, verde y jara.
Es impotencia que estragula, amenaza, grita y para.
No vengas a ofrecerme luz mezquina
que la noche anida entre estiercol y albahaca.

Avísame cuando el sol encumbre las montañas,
cubre con pétalos mis heridas llagadas.
Y entonces mi amor, podremos beber
de tu rabia herida
de mi impotencia lastimada.

Rosa María Borreguero