14 de mayo de 2009

Medidas efectivas contra la especulación en el pais de Nunca Jamás


Fotografía: FM
  • Si tiene un piso vacio, cédalo.
  • Si compra un piso viva en él.
  • Si vende un piso hágalo por el importe que le costó añadiendo la relavorización del IPC de la vivienda desde la fecha que lo compró.
  • Los créditos para la compra de vivienda se concederán por el importe total de su valor y serán avalados por el Ministerio de la Vivivenda. Las cuotas no excederán de un tercio del sueldo del comprador.
  • La compra de una vivienda implica la ocupación de esa vivienda.
  • La vivienda que no esté habitada en un plazo de dos años, saldrá a subasta pública para su ocupación en régimen de alquiler a precio tasado.
  • El 50% de la vivienda construida se destinará a régimen de alquiler.
  • No se podrá construir un edificio si los beneficios obtenidos por su venta superan el 60% del gasto.
  • Antes de votar a sus representantes políticos exijan un juramento de anticorrupción, una declaración de bienes y un certificado de compatibilidad.
  • Recuerden que todo el mundo tiene derecho a una vivienda digna. Pero digna de dignidad.

Sí, sí, estas medidas y otras muchas se podrían aplicar en el país de nunca jamás. En este nuestro país -llamado de ahora y siempre- se intenta establecer de nuevo las condiciones para llegar a donde no tendríamos que haber llegado nunca. Son las paradojas del libre mercado y de la economía liberal. Retazos de medidas que no arreglan el problema de fondo y que cuan montaña rusa nos hace olvidar el miedo pasado en la cumbre más alta para seguir gozando cuando estamos en el punto más bajo; y así con esa sensación queremos montar de nuevo en la atracción.

Ante la crisis es de esperar medidas contundentes. Pero contundentes de contundencia, efectivas de efectividad y sociales de social.